Rubén Rovelo de Alessandros Racing logra podio y está a un suspiro del título



Rubén Rovelo en NASCAR Peak y Max Gutiérrez en NASCAR Challenge, realizaron una carrera sensacional en la décima fecha de la NASCAR Peak México que se corrió en el óvalo del Autódromo EcoCentro Querétaro, donde Rovelo obtuvo el tercer sitio, y con ello da un paso importante hacia el título este año, mientras que Gutiérrez ganó de manera impactante su quinta victoria en 2020 y prácticamente es el campeón.




Los pilotos del equipo Alessandros Racing, patrocinado por Grupo Andrade, Alessandros Racing, Marketing and Advertising, El HERALDO, Deluxe Model, M&R Symetry, Hand U, ACE PUBLICIDAD, tuvieron un día sensacional donde cumplieron a cabalidad la estrategia desarrollada para la carrera en sus respectivas categorías.
 
Por lo que respecta a Rovelo, durante las primeras 75 vueltas fue escalando posiciones cuidando siempre su unidad y manteniéndola con buena temperatura, en mente contempló la victoria, pero sabía que sus rivales serían sumamente agresivos por lo que se enfocó en mantener la cabeza fría y no permitir que un descuido lo alejara de los primeros sitios.
 
En la segunda parte de la competencia lideró el contingente en la mayoría de las vueltas, supo controlar a la perfección a los autos rezagados y se mantuvo firme ante los embates, protagonizó duelos importantes en la defensa de la punta, manejando siempre al límite, pero cercano el crepúsculo se presentó una bandera amarilla, la organización decidió aplicar el protocolo “verde blanca y cuadros” y en el intento de rearranque finalmente cruzó la meta en tercer lugar, obteniendo puntos importantes en su lucha por el título.
 
Por su parte, Max Gutiérrez, que después de solventar el intenso tráfico en una exigente carrera, logró su quinta victoria del año con lo que prácticamente se afianzó la corona en la NASCAR Challenge en este 2021.
 
El joven sensación manejó como todo un maestro, nunca perdió la concentración, mantuvo tiempos constantes, incluso mejores que varios autos de la categoría principal situación que fue una gran fortaleza durante el día. Max sabía que Querétaro le conviene a su manejo, amante de las pistas rápidas y con plena confianza en su bólido tuvo una primera parte demoledora, aprovechando cada espacio para avanzar. Mientras que sus rivales desgastaron sus autos él administró sus recursos y obtuvo el tan esperado quinto triunfo luego de dominar la segunda parte de la carrera.
 
Por lo que respecta a Allan Van Rankin, la suerte no estuvo de su lado y luego de realizar un buen arranque de competencia tuvo que abandonar luego de 67 giros al óvalo queretano.


Fuente | Fotografía: Prensa Alessandros Racing

Comentarios

Artículo Anterior Artículo Siguiente