GP de Puebla: Fin de semana amargo para Jake Cosío y el Havoline Racing Team

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                

El Autódromo Miguel E. Abed fue sede este fin de semana del cuarto y quinto round de la temporada 2020 de Nascar Peak México Series, la primera fecha doble en la historia del campeonato.


Uno de sus protagonistas, el piloto Jake Cosío del auto #51 Chevron Havoline / Pioneer / DOW / Monster Energy / Nayic Sportwear / Northweek, no tuvo la participación deseada.

“Fue un fin de semana para el olvido, pintaba demasiado bien para el Chevron Havoline Racing Team ya que Puebla es una pista que se nos da. Todo pintaba muy bien, estuvimos muy bien en las prácticas y teníamos un carro sólido para grandes cosas”.

En esta temporada, la organización del campeonato ha juntado a los autos de la categoría FedEx Challenge con los de la Peak, haciendo que estos últimos salgan desde la parte trasera de la parrilla, teniendo más de 35 autos en pista.

“En la carrera del viernes empezamos muy bien, salíamos desde el lugar 31 general y en la primera parte ganamos muchas posiciones, teníamos ritmo como para estar dentro de las tres primeras posiciones. Lamentablemente un piloto de otra categoría nos pegó en una re arrancada y provocó que se saliera la batería por lo que tuvimos que retirarnos”.

Esto representó un gran reto para los mecánicos e ingenieros del Chevron Havoline Racing Team ya que tuvieron menos de 24 horas para reparar el carro para la carrera del día sábado.

“Me gustaría reconocer el increíble esfuerzo que hizo el equipo trabajando casi toda la noche para poner el auto en pista para la segunda carrera. Al empezar la vuelta 10 tuvimos un pinchazo en el neumático trasero izquierdo que nos relegó hasta el fondo de la parrilla, a partir de ahí estuvimos remontando posiciones hasta llegar a la vuelta del líder”, comentó Cosio.

Desafortunadamente en esta ocasión una falla mecánica jugó en contra del volante del Chevron Havoline Racing Team ya que su motor reventó y provocó su apresurado abandono.

“Es lamentable porque demostramos que tuvimos un buen ritmo de carrera durante el fin de semana, esta vez factores ajenos a nosotros no nos permitieron obtener los resultados que queríamos pero así son las carreras”, dijo el capitalino.

El serial de automovilismo más importante del país sigue su rumbo y el Autódromo de Querétaro recibirá por segunda ocasión en el año a la Nascar Peak México Series en lo que será la sexta fecha de la temporada 2020.

“No queda más que seguir adelante, trabajar y prepararnos de la mejor manera para que la siguiente carrera el auto #51 Chevron Havoline / Pioneer / DOW / Monster Energy / Nayic Sportwear finalice en las posición que merece”, finalizó Jake Cosío.



Fuente | Fotografía: Prensa Jake Cosío

Comentarios

Artículo Anterior Artículo Siguiente