Max Verstappen triunfa en Austria

Redacción: Virginia Guzmán | Fotografía: Media FIA

El Gran Premio de Austria tuvo a un ganador inesperado: Max Verstappen. El joven piloto holandés, que tuvo una estrategia muy inteligente que le permitió llevarse la bandera a cuadros, arrancó la carrera desde el cuarto lugar. En la primera fila arrancaban los Mercedes de Valtteri Bottas y Lewis Hamilton y en la segunda fila, junto con Verstappen, Kimi Raikkönen.

La carrera inició con una intensa pelea por el liderato, tan pronto se apagaron los semáforos, Raikkönen se metió entre los Mercedes, pero Hamilton se encontraba en la parte interna, por lo que tuvo una mejor línea para defenderse, tomando la punta. El finlandés de Ferrari quedaba segundo, mientras que Bottas perdía lugares luego de irse de largo. Más adelante, Bottas ya se había recuperado y ocupaba el segundo sitio luego de pasar a su compatriota cuando éste se fue de largo al bloquear frenos en la subida

Por su parte, Verstappen atacaba a Raikkönen por el tercer lugar, tocándolo ligeramente al momento de pasarlo. No hubo consecuencias para ninguno de los dos. Más atrás, Sebastian Vettel, quien arrancó sexto luego de haber recibido una sanción por estorbar a Carlos Sainz en la calificación, perdía dos posiciones en la arrancada. El alemán no tardó en recuperarse, recuperando el sexto lugar en el transcurso de la primera vuelta. Sergio Pérez, arrancando décimo quinto, iba de poco a poco avanzando posiciones.

En tanto, Hamilton iba aumentando su distancia ante su compañero, siendo dos segundos más rápido que él cuando se corría la décima vuelta. El primer abandono llegó un par de vueltas después, cuando el motor de Nico Hülkenberg no dio para más, obligando al alemán a retirarse. Luego, en la vuelta catorce, las cosas irían mal para Bottas. Su monoplaza comenzó a ir más lento, deteniéndose en la curva 4 para abandonar la carrera por fallas en su caja de cambios.

Con el auto insignia en pista, gran parte de los pilotos fueron a los pits, entre ellos los de Red Bull y Ferrari. Las posiciones se mantuvieron sin cambios una vez que regresaron a la pista, con neumáticos suaves. Hamilton había tomado la punta, mientras sufría con sus neumáticos, esperando a que lo llamaran a pits. Finalmente, luego de no in ingresar a pits por un error estratégico, finalmente cambió de neumáticos en la vuelta 26, calzando ahora el compuesto supersuave.

El piloto británico reingresó quinto, por delante de Daniel Ricciardo. Verstappen tomó la punta, y a partir de ahí no la soltó. Para la vuelta 37, Ricciardo comenzaría a sufrir un gran desgaste de sus neumáticos. En el siguiente par de vueltas, el australiano fue víctima fácil de Raikkönen y Vettel; así que en la siguiente vuelta, el de Red Bull paró por un nuevo juego de neumáticos supersuaves.

Hamilton también venía sufriendo desgaste de neumáticos, siendo presa fácil de Vettel en la vuelta 40. El piloto de Ferrari atacó al de Mercedes, peleando lado a lado mientras pasaban por la curva dos y lo pasó sin complicaciones cuando entraban en la curva tres para quedarse con el tercer lugar. En la vuelta 52, el británico fue a pits por segunda ocasión, saliendo con el compuesto supersuave. Reingresó quinto por atrás de Ricciardo. La suerte estaría del lado del británico, pues el australiano venía lento, sufriendo problemas de potencia que lo obligarían a abandonar la competencia en el giro 53.

Con 10 vueltas para finalizar, Verstappen se mantenía en la punta, con una ventaja de casi 4 segundos sobre Raikkönen. Vettel se mantenía tercero y Hamilton, cuarto. Pero el de Mercedes comenzaba a ir lento, estaba perdiendo potencia. El equipo le ordenó parar el auto y abandonar la carrera, en la vuelta 64. Grosjean ahora se colocaba cuarto. Pérez, por su parte, se colocaba sexto, buscando pasar a Kevin Magnussen.

Restaban 5 giros y Raikkönen estaba a casi 3 segundos del holandés, por lo que buscó aumentar su ritmo para alcanzarlo y pelear por la victoria. Verstappen llevaba toda la carrera con una estrategia inteligente cuidando sus llantas sin comprometer su ritmo, siendo un oponente difícil de alcanzar. Atrás de ellos venía Vettel, buscando quitarle a su compañero el segundo lugar y pelear por el liderato.

Mientras tanto, Pérez seguía sin poder pasar a Magnussen. Tuvo que devolver el sexto lugar a Esteban Ocon, quien lo había dejado pasar para pelear por posición. 

Tras 71 vueltas completadas, Max Verstappen recibía la bandera a cuadros por delante de Kimi Raikkönen y Sebastian Vettel. El resto del top 10 lo completaron Romain Grosjean, Kevin Magnussen, Esteban Ocon, Sergio Pérez, Fernando Alonso, Charles Leclerc y Marcus Ericsson.


Gran Premio de Austria 2018- Resultados

1 Max Verstappen Red Bull Racing
2 Kimi Raikkonen Ferrari 1.504
3 Sebastian Vettel Ferrari 3.181
4 Romain Grosjean Haas +1 vuelta
5 Kevin Magnussen Haas +1 vuelta
6 Esteban Ocon Force India +1 vuelta
7 Sergio Perez Force India +1 vuelta
8 Fernando Alonso McLaren +1 vuelta
9 Charles Leclerc Sauber +1 vuelta
10 Marcus Ericsson Sauber +1 vuelta
11 Pierre Gasly Toro Rosso +1 vuelta
12 Carlos Sainz Renault +1 vuelta
13 Lance Stroll Williams +2 vueltas
14 Sergey Sirotkin Williams +2 vueltas

Abandonos

Stoffel Vandoorne McLaren
Lewis Hamilton Mercedes
Brendon Hartley Toro Rosso
Daniel Ricciardo Red Bull Racing
Valtteri Bottas Mercedes
Nico Hulkenberg Renault 

Compartir:

Publicar un comentario

 
Copyright © DNA On Track | Revista digital de automovilismo deportivo. Designed by OddThemes & VineThemes