Niki Lauda y el accidente de 1976

Fotografía: sportinglife.com

Por: Michelle Rivalcoba

Un día como hoy pero del año 1976 el piloto austríaco que fuera tres veces campeón mundial de Fórmula 1: en 1975 y 1977, con la escudería Ferrari, y en 1984, con McLaren, Nikolaus Andreas Lauda, mejor conocido como Niki Lauda, sufría un terrible accidente durante el Gran Premio de Alemania en el viejo trazado de Nürburgring.

Con cuatro victorias a cuestas (de las seis carreras disputadas hasta ese momento), ocupando la tercera posición en la parrilla de salida y una notable ventaja en la clasificación general, todo parecía a que el austriaco obtendría excelentes resultados; no bastante, la suerte no acompañó al piloto ese día. Niki Lauda perdía en una curva el control de su monoplaza, (el Ferrari 312T2), estrellándose sorpresivamente contra la protección y quedando envuelto en llamas en medio de la pista, donde fuera arrollado por otro coche. Pese a ello, sólo un mes y medio después se reincorporó a la competición y estuvo a punto de proclamarse de nuevo campeón quedando a un solo punto de James Hunt en la clasificación general.  A un mes y 12 días después, el 12 de septiembre de 1976, Lauda se vuelve a colocar el casco para el Gran Premio de Italia, el piloto austriaco volvía a nacer, dando un gran ejemplo de tenacidad, fuerza y convicción. Aquel infortunado evento no sólo marcó un antes y después en la vida de Niki Lauda, también lo hizo para el mítico trazado de Nüruburgring y para todos los seguidores de Fórmula 1.

Numerosas reglas de la máxima categoría del automovilismo (Fórmula 1), creadas por la FIA, han cambiado drásticamente. Fue una época en la que se hizo visible la necesidad de incrementar la seguridad por parte de FIA.

Al día de hoy todas las pistas deben tener un Centro Médico permanente que cuente con todos los servicios de un pequeño hospital, inclusive los pilotos tienen que tomar cursos de rescate en pista. La seguridad es un tema que siempre dará de que hablar, es un deporte que nunca quedará exento de accidentes; no obstante, aún cuando hay quienes piensan que el exceso de normas hacen que el deporte pierda su esencia, no hay que olvidar que la vida de los pilotos, equipos e inclusive del público es lo más importante.

Niki Lauda, ex piloto y campeón de Fórmula 1 quien disputara 185 carreras, fue uno de los primeros en aportar overoles hechos de 5 capas ignífugos usados por la NASA junto con Carlos Reutemann y Mario Andretti, actualmente comenta carreras de la máxima categoría para una cadena austro-alemana de televisión.

No hay comentarios:

Con la tecnología de Blogger.